Jony Ive, paremos la mentira.

Si bien todos los medios -incluidos nosotros- llamamos al recientemente lanzado Mac Pro «el rallador de queso», quedaban dudas acerca de su capacidad como tal. Sin embargo, un youtuber experto en CNC y gadgets lo comprobó: el diseño de Jony Ive es pésimo para rallar cualquier cosa.

Winston Moy, el curioso youtuber, usó su máquina Shapeoko -una cortadora CNC- para trazar la singular textura del Mac Pro en aluminio. El diseño de «grilla» le tomó varias iteraciones para llegar a un resultado parecido al original.

A partir de un trozo pequeño de aluminio, el creador de contenido logró una placa que cabe en una mano. Por si eso no fuera poco, también la pintó y anodizó, para darle esa superficie sin rayas icónica de los aluminios de Apple.

Luego, la usó para darle sentido a su nombre con un trozo de queso pecorino romano. Lamentablemente, el diseño es pésimo para rallar queso: los trozos quedan en los espacios cóncavos, e incluso usándolo a presión sólo genera trozos más pequeños y no tan finos.

Un gadget inútil

Entonces, si no ralla queso, ¿Para qué puede servir el diseño? Winston tuvo una idea: usar el trozo de aluminio como soporte para el jabón en barra en la ducha.

Quizá en unos 20 años más, cuando estemos botando el viejo Mac Pro a la basura, la idea de usarlo como gadget en la cocina y el baño será mejor. Yo lo usaría levantado sobre un soporte para secar verduras, como la evolución a la rejilla.

Quizá Jony Ive tenga futuro diseñando para las tiendas de baño y cocina.

Comments are closed.

Post Navigation