Los mejores ‘phablets’ de la MWC

Los mejores ‘phablets’ de la MWC

  • 26-Feb-2014 14:21:11

1393353341_411776_1393400910_noticia_normal Vuelto ya Mark Zuckerberg a su pueblo de Palo Alto, ha llegado la calma en el segundo día de la Mobile World Congress. Un día para mirar y probar las novedades de la telefonía, principalmente de los fabricantes de aparatos. En esta feria no hay stand sin su pulsera ni operadora sin su CEO (consejero delegado), pero las miradas se dirigen a móviles y tabletas y, principalmente a los que aspiran a ser las dos cosas, los phablets. Hace un año daban risa, o pudor, al llevárselos al oído para charlar como si fueran un ladrillo. La misma impresión que producían en los ochenta los primeros móviles. Ahora empiezan a ser bastante habituales los móviles de 5 pulgadas, y los phablets, tabletas con las que también se puede hablar por teléfono. El mercado asiático es el primer fabricante y también el primer consumidor, sobre todo, entre el público femenino. MiniPad X1. Huawei fue la primera en presentar su phablet estrella, que superó todo lo existente al llegar a las 7 pulgadas de pantalla (17,78 centímetros en diagonal). Con un chasis reducido ofrece alta definición, 4G y un peso inferior al del Nexus 7 e iPad Mini. X1 costará unos 399 euros. Grand Memo II. ZTE, también china, no ha cuidado tanto el diseño, pero apuesta por lo que mejor saben hacer, ajustar el precio al extremo. Gran Memo II —en español no es el nombre más adecuado—, presume, además de batería de 3.200 mAh. Se queda en las seis pulgadas. Slate 6 y 7. HP ha vuelto a la telefonía apostando por este formato, aunque en dos tamaños, seis y siete pulgadas. El menor, más potente, sale por 249 euros. El segundo, por 229. No hay alardes técnicos, pero sí diseño personalizable, conexión directa con sus impresores y un menú sencillo. FX Z1. Con un campo de acción cada vez más limitado, Panasonic ha decidido diferenciarse con la resistencia. Su línea Toughbook es el sello de los portátiles capaces de ir al desierto, su mejor bandera es precisamente que los usa el ejército de EEUU. No tienen maletín, sino que la carcasa del portátil se cierra y tiene asa. Su primer phablet FX Z1, con Android, como todos los anteriores, se queda en cinco pulgadas, pero con marco considerable, rodeado de plásticos. La batería es imbatible, 6.200 mAh, más de 14 horas seguidas de uso. Resiste caídas, polvo, abrasión, altas y bajas temperaturas. Aunque se pueden conectar tarjetas MicroSD para ampliar la memoria, resulta farragoso abrirlo y volver a cerrarlo. El precio también es algo incómodo: mil euros por 410 gramos de fiabilidad absoluta. Xperia Z2. Sony prescinde de etiquetas, todos son Xperia, pero ha tenido la pericia de hacer crecer un poquito su móvil estrella, Z2, se hace más fino, igual de resistente y gana en el aspecto multimedia, es el primer phablet que graba en 4K, la alta definición del futuro. Llegará en abril. Se desconoce el precio, aunque no bajará de 500 euros. G Pro 2. LG renueva su anterior phablet, con este de 5,9 pulgadas de pantalla, la última versión Android, un procesador Qualcomm de cuatro núcleos y una cámara de 13 megas que también graba en 4K. Note 3. Samsung hace poco renovó su Note 3 nacido en septiembre (5,8 pulgadas) , con un puntero táctil y el precio más alto de su catálogo. Fue el inventor de la categoría y le dio buenos resultados, como se demuestra por la competencia que ha nacido a su alrededor. Los fabricantes no creen, sin embargo, que el phablet vaya a ser un sector masivo, aunque todos lanzan un modelo de esta gama, por si acaso. Pero lo que queda fuera de toda duda es que los móviles se agrandan.   Fuente: el pais